Sanidad sigue dando la callada por respuesta a la Ley estatal contra las agresiones a los profesionales

01 febrero 2019

Cada día hay, más de 50 profesionales de Enfermería sufren una agresión física y/o verbal. Y sólo es la “punta del iceberg”, porque los mismos datos oficiales apuntan que solo se denuncian un 11 por cierto de las agresiones.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social que de una respuesta en los próximos días a su propuesta de proyecto de Ley contra las agresiones en el ámbito sanitario, un grave problema que afecta especialmente a las enfermeras y enfermeros.

SATSE recuerda que trasladó hace casi un año a la por aquel entonces ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, una propuesta de norma estatal para acabar con las agresiones a los profesionales del sistema sanitario español, y volvió a hacerlo al director general de Ordenación Profesional, Rodrigo Gutiérrez, el pasado mes de diciembre. Hasta el momento no ha obtenido ninguna respuesta por  parte del departamento que ahora dirige María Luisa Carcedo, apunta.

“Mientras el Ministerio de Sanidad sigue dando la callada por respuesta, las agresiones físicas y verbales continúan sucediéndose todos los días en los centros sanitarios y muchos profesionales, especialmente las enfermeras y enfermeros, son objeto de amenazas, insultos, vejaciones, empujones o puñetazos mientras intentan realizar su trabajo de la mejor manera posible”, apunta la organización sindical.

Por ello, SATSE dará un plazo de unos días al Ministerio de Sanidad para ver si se pronuncia sobre su propuesta de norma estatal en contra de las agresiones y, en caso de no hacerlo, la trasladará a las consejerías de Salud de todas las comunidades autónomas. Si tampoco obtuviese respuesta por parte de las administraciones sanitarias autonómicas, la hará llegar a los diferentes partidos políticos con representación en el Congreso y el Senado.

El Sindicato considera absolutamente imprescindible contar con una Ley que regule a nivel estatal las actuaciones necesarias, (prevención, sensibilización, información, apoyo…), para proteger a todos los profesionales, porque, en la actualidad, cada CC.AA. contempla de manera independiente diferentes estrategias, acciones o protocolos y no se da una respuesta homogénea, coordinada y eficaz ante esta lacra.

SATSE elaboró su propuesta de proyecto de Ley el pasado año al constatar de manera reiterada la falta de iniciativa legislativa tanto por parte de las administraciones públicas como de los partidos políticos ante un problema que no solo aumenta diariamente en número de casos sino en su gravedad.

Según los últimos datos oficiales con los que cuenta el Sindicato, cada día se denuncian en España en torno a 55 agresiones físicas y verbales a los profesionales de Enfermería. Se trata de la “punta del iceberg”, porque los mismos datos oficiales apuntan que solo se denuncian un 11 por ciento de las agresiones sufridas, recalca.

Por ello, el proyecto normativo contempla la elaboración de un Plan de Prevención contra la Violencia en el ámbito sanitario en cada servicio de salud, empresa o centro de trabajo con las medidas en cada caso a implantar para prevenir, evitar o disminuir el riesgo del personal sanitario de sufrir agresiones.

La norma, que dedica parte de su articulado a los derechos y obligaciones de los profesionales sanitarios al respecto, incluye, asimismo, la creación, desde los Ministerios de Sanidad y de Empleo, de un Observatorio estatal contra la violencia en el ámbito sanitario, que apoye y mejore las acciones y medidas en los servicios sanitarios públicos y en los centros privados.

Otro aspecto en el que incide la normativa elaborada por SATSE es en la necesidad de impulsar campañas de información y sensibilización social. Al respecto, el Sindicato mantiene de forma permanente la campaña “#Stop Agresiones, nada justifica una agresión”, con el objetivo de concienciar a administraciones, profesionales y ciudadanos sobre la necesidad de trabajar conjuntamente para acabar con la violencia en el ámbito sanitario.