La simulación clínica, una herramienta para mejorar la práctica asistencial

01 octubre 2018

La tercera edición del Congreso de SATSE Catalunya ampliará en esta edición su habitual oferta, incluyendo un tercer día durante el cual se ofrecerán talleres prácticos. Álvaro Trampal, director de CISCEM, el Centro Integral de Simulación Clínica en Emergencias de FUDEN, será el encargado de una de estas sesiones que tratará sobre la simulación clínica. Además los talleres incluirán otros temas punteros: la respuesta enfermera en el rescate de migrantes, las curas socio-sanitarias en procesos de disfagia, la esferodinamia o la fisioterapia acuática.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

La simulación clínica es, sin dudarlo, una metodología imprescindible que se aplica en universidades y escuelas de enfermería para que los alumnos adquieran las competencias necesarias. Pero, una vez se llega a la práctica asistencial, muy pocos equipos hospitalarios realizan habitualmente este tipo de experiencias controladas. Según el director Centro Integral de Simulación Clínica en Emergencias de FUDEN, Álvaro Trampal, esta técnica llevada a cabo de forma correcta y periódica, “permite disminuir errores en la práctica asistencial diaria”.

Trampal impartirá un taller práctico sobre este tema durante el 3er Congreso Nacional de SATSE Catalunya, que lleva por título “Práctica asistencial e investigación: rutas de doble sentido” y que tendrá lugar del 26 al 28 de febrero en Barcelona. Durante la sesión, este enfermero de urgencias extrahospitalarias explicará cómo llevar a cabo las sesiones para que tengan el mayor impacto posible sobre la práctica asistencial del equipo.

La importancia del “debriefing”

Además de explicar lo que es una simulación clínica, cómo debe realizarse y los beneficios que tiene para el trabajo de enfermería, Trampal se centrará en explicar cómo llevar a cabo un buen “debriefing”. Este término anglosajón hace referencia a la parte de la sesión en la que se expone lo que ha ocurrido (incluyendo las reacciones y percepciones personales de los miembros del equipo), se debate y analiza, finalizando con una auto-evaluación constructiva. Realizar esta parte de la simulación correctamente permitirá al equipo localizar posibles errores, encontrar mejores prácticas y aplicarlas en situaciones reales, lo que mejorará la calidad de su trabajo.

Trampal apunta que en España no hay “cultura de la simulación clínica” y que muchos tienen “la visión de que la simulación es para universidades o postgrados y no la ven cómo una herramienta de la práctica diaria”. Saber extrapolar lo ocurrido durante la experiencia simulada para aplicarlo en la vida real permite detectar y evitar errores, pero también innovar en la práctica asistencial. “Cuesta romper esa barrera delesto se hace así porque llevo toda la vida haciéndolo así” asegura Álvaro Trampal.

Enfermero y Terapeuta Ocupacional, Trampal tiene una amplia experiencia en urgencias hospitalarias y UVI móvil. Desde hace tres años dirige Centro Integral de Simulación Clínica en Emergencias de FUDEN, único en España, ya que cuenta con simuladores de alta fidelidad y acreditación de la Asociación American del Corazón (AHA).

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario